Volver a los detalles del artículo ¿Qué tan adecuados son los dispositivos Web para el aprendizaje colaborativo?